viernes, noviembre 10, 2006

Cenita number eight

Marguix contraataca con una nueva cenita number... ¿Qué celebramos en esta ocasión? La despedida de nuestro querido David-Winnie, que nos abandona, laboralmente hablando, claro.

¿Cómo transcurrió la velada? Para empezar, larga... Quedamos unos pocos (pero pocos) a tomar una cervecita previa, breve y no muy intensa, pero amena. Luego, de cenita. La es-tu-pen-da Sandra, localizó un restaurante en el que nos metieron en un mini saloncito sólo para nosotros. Hasta ahí suena bien, ¿verdad? Pues resulta, que al final estábamos muy anchos, con tres mesas separadas, así que decidimos juntarlas en forma de "U", con el incomprensible enfado de los camareros, y diversos comentarios del tipo "pues si luego no tienen espacio que no se quejen...", vamos, la alegría de la huerta... Al menos de la cena no nos podemos quejar... Jamón (sin blanco), queso, longaniza, chorizo, morcilla, migas (con sus uvitas), ensaladas, costillas y patatas. Las dos "raritas" (Moni y yo) nos libramos de las costillas y sus bordes, que cambiamos por un revuelto bastante bueno para mi, y aceptable (lo cual es mucho) para Mónica, de mini-mini-setitas. Postres varios, ca-fés, ca-fés, y de fiesta...

Empezamos la noche todos en el Tal Cual donde tomamos la(s) primera(s) y, tras divergencia de opiniones, el grupo de más de 30 personas quedó dividido. Nopuedo hablar del resto, pero servidora, con la mayoría de los -Ext, y alguno más (ole, ole) que se apuntó acabamos en La Casa del Loco (cómo no...), de la que fuimos medio expulsados como consecuencia de un ... que tuvo la brillante idea de darle al extintor y dejar el ambiente insoportable. Yo, alma caritativa-pedazo de pan y, sobre todo, modesta, acompañé a Sandra hasta los brazos de su hombre (decir que sólo di un pequeñito rodeo) y me fui a casa, con mi cámara de nuevo llena de fotos, esperando de nuevo un lunes resacoso en el cual intercambiar las fotos con mis compis, bueno, más bien con Raquel. Como siempre, el número fue "algo" elevado. Muchas divertidas y, cómo no, en la mayoría, alguien sale mal, haciendo algo raro, o simplemente con gesto raro. En resumen, con la alta calidad de siempre, como la noche en sí.

Acabar diciendo: David, simpre serás un -Ext, y espero sigas yendo a las cenitas number... (Qué bonitoooo).

Etiquetas:

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home