viernes, julio 27, 2007

Mi recuerdo vitoriano

Al final se alargó la cosa, y me quedo hasta finales de julio, dejando mi nueva etapa zaragozana para el mes de agosto. Cuando llegué no pensaba que esta ciudad me iba a llenar tanto, y en tantos aspectos. He conocido personas GENIALES, he aprendido un montón en el curro, he trabajado mucho, he visto cosas preciosas, y me llevo mogollón de recuerdos y experiencias...
Tras varias "falsas alarmas" sobre mi despedida y vuelta a Zaragoza, parece que ésta es la definitiva y, para despedirnos como debe ser, los "compis" del trabajo nos fuimos (por fin) a comer todos juntos, a excepción de Henar y Aritz, que no pudieron venir, a los que aprovecho para mandar un besazo enorme.
¿Cómo recumir estos seis meses (anque en principio fuesen a ser tres) de mi vida? Ni este, ni ningún blog entero serían suficientes para ello, así que me tendré que conformar con mostraros un pequeño pero especial recuerdo de mi e
stancia aquí: Celedón. Y claro, por muy "monos" que los dos salgamos en la foto (¿o no?, je je) no podía llevarme semejante estatu a casa, no sólo por el peso, si no por el paquete que me van a meter, y mis compañeros y amigos, acertaron de leno en el regalito de despedida que me direon, y si no, juzgar vosotros mismos por las fotos:

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home