domingo, septiembre 03, 2006

Cenita number five


Esto de ser becario y -ext es un estrés contínuo...

El pasado 25 nos fuimos de nuevo de cena pero, para romper un poco con la monotonía, esta vez no nos reunimos en ninguna casa, sino que nos fuimos por ahí de pinchos. Aprovechando que aún hace calor, que era agosto y aún había gente de vacaciones y que éramos muchos, decidimos dar una vuelta nocturna todos (o casi, porque ésta a sino la mayor concentración que yo recuerde) con Jorge como "guía" bueno, por llamarlo de algún modo... Al iniciar Sandra la propuesta de esta salida, desde un principio Jorge se ofreció como guía pinchero-culinario pero, una vez metido en faena, los diferentes sitios que podían haber pasado de su mente se desvanecieron tal hielito en cubata ( hay que ver lo mal que me sienta escribir los domingos por la mañana) y la improvisación se convirtió en la reina de la noche. No estuvo mal pues, mientras pensábamos dónde ir luego, nos daba tiempo a digerir las albóndigas.

En resumen: La noche, GENIAL. Guardaremos recuerdos miles, como los huevos rotos, las lluvias de papelitos, los momentos "ficha verde" y "ficha naranja" o esos carteles incitándome a consumir bebidas alcohólicas entre otros, pues por muchas conclusiones a las que pueda llegar viendo todas las fotos (que no publicaré aquí) he de reconocer que servidora estaba rota y recogió pronto, de lo cual me arrepiento vistas dichas fotos. Sólo decir que he aprendido la lección, y que la próxima iré a saludar al loro.

Etiquetas:

1 Comments:

Blogger Cris said...

Tiaaaaa, pero qué bien que te lo pasas... ya veo que ser becario y -ext es un estrés... sobre todo los findes de semana eh!!
Nada, que aprovecho para decirte que tengo ganicas de verte pronto y que la semana del Pilar aterrizo en Zaragoza ya para quedarme!!
Mil besotes!!

20:04  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home